¿Hay empresas exitosas que comenzaron con capital menor a $10.000?

Esta pregunta me parece particularmente muy interesante por dos razones principales, una es que en el mundo de las startups y el emprendimiento en general se habla mucho acerca de los grandes éxitos, los «exit» famosos de las compañías tecnológicas que salen después de ser financiadas por los VC (Capital de Riesgo) pero poco se habla de sus inicios, con cuanto arrancaron su idea y cuanto tiempo pasó antes de recibir esas inversiones que los impulsaron a tener el impresionante crecimiento de sus empresas.

La otra razón es que la abrumadora mayoría de las startups en el mundo y más específicamente en Latinoamérica comenzaron y tendrán que comenzar con mucho menos de $10.000 sus proyectos emprendedores, además jamás recibirán capital de inversionistas, así que hacernos esta pregunta nos permite ver si podemos inspirarnos en casos exitosos y más importante aún, obtener los mayores aprendizajes de las prácticas que los pudieron ayudar a lograrlo.

Joseph Flaherty director de Founder Collective una empresa de Capital de Riesgo que ha invertido en el Capital Semilla de algunas empresas ahora reconocidas como Uber, Buzzfeed entre muchas otras, afirma que conoce por lo menos a más de 50 startups que han recaudado millones de dolares de inversión, luego de comenzar sus negocios con tan solo una inversión entre $5.000 a $10.000.

Así que comparte algunos principios que parecen comunes y que según mi propia experiencia emprendedora sé que va ayudar a muchas personas que están comenzando sus proyectos o empresas. Al leer estos principios me sentí muy identificado y confirmé algunas cosas que realicé cuando inicie mi empresa Macfiscal que hizo que pudiera nacer y mantenerse por más de 11 años en un país con una economía tan inestable como Venezuela y con practicante nada de dinero para iniciar.

El primer principio que comparte es que ayuda mucho a este tipo de empresas que están iniciando diseñar un modelo de negocio alrededor del flujo de caja, en mi caso siempre pensé que esto había sido «suerte» ya que el mercado donde se encuentra mi negocio tiene como práctica desde el inicio que el cliente pague por adelantado y posteriormente se le entrega el equipo, después de ser programado, sin embargo Joseph da varios ejemplos de empresas que lograron en sus inicios realizar ventas o servicios pagados por anticipado que les permitió tener una fuente constante de capital para crecer y que no implica una dilución de su capital.

Luego nos alienta a buscar los puntos de mayor apalancamiento del negocio, en este punto nos muestra casos exitosos en la plataforma de crowdfunding Kickstarter y maneras inteligentes de hacer marketing más efectivo a las tradicionales obteniendo ingresos antes de realizar los pagos correspondientes lo que permite mayor potencial para escalar el negocio.

Seguidamente indica algo que parece básico pero que muchos emprendedores olvidan, requerimos primero vender antes que concentrarnos en establecer nuestra marca, muchos emprendedores desperdician tiempo, dinero y esfuerzo tratando de impulsar la marca antes de ponerse a vender lo que tienen, entonces vemos productos muy bonitos, con diseños hermosos pero que no se venden, hay infinidades de ejemplos de cómo las empresas comenzaron vendiendo productos que aún no estaban terminados, incluso feos estéticamente pero gracias a que obtuvieron esas primeras ventas pudieron crecer, mejorar el producto y desarrollar su empresa.

Recuerdo que lo primero que hice cuando comencé a emprender de forma muy empírica fue armar un equipo de ventas, aprendimos cual era la estrategia de venta que más nos funcionaba y comenzamos a generar muchos ingresos que nos permitieron en poco tiempo comprar mobiliario, alquilar una mejor oficina y hacer una base de datos de clientes que hasta hoy mantenemos.

Por último nos invita a reconocer que necesitas menos de lo que pensamos, generalmente creemos que necesitamos una gran cantidad de dinero para echar andar nuestra idea de negocio, para construir todo lo que hemos soñado, pero la verdad es que para iniciar y comenzar a tener los primeros éxitos que nos ayuden a descubrir el camino que debemos tomar para lograr lo que queremos necesitamos realmente muy poco, si lo hacemos inteligente y creativamente.

En este último punto hay miles de casos de empresas que utilizaron el llamado Bootstrapping para financiar sus proyectos, es decir, descubrieron cómo financiar sus proyectos con sus propios medios, con pocos recursos que consiguieron ellos mismos en diferentes actividades.

Espero esta reflexión les sirva para arrancar o continuar sus startups con pocos recursos, principalmente en zonas donde hay poca cultura de capital de riesgo, también los invito a reflexionar que si bien la idea de convertirse en estas grandes Compañía que recaudan miles de millones de dolares es muy seductora recuerdes que todas ellas tuvieron un inicio donde crearon negocios con un valor comprobable antes de ser financiadas.

Si quieres conocer más sobre este tema puedes leer el articulo llamado What Could You Build with Just $10,000? escrito por Joseph Flaherty

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *