Los inversionistas ángeles y las aceleradoras son un puente entre el emprendedor y el capital de riesgo (VC)

Ya hemos hablado un poco sobre el financiamiento a los emprendedores del capital de riesgo y los bancos, así como su modelo de negocio actual. Pero en el mundo emprendedor no solo escuchamos de estas opciones, también escuchamos constantemente sobre los inversionistas ángeles y las aceleradoras, los programas de televisión como Shark Tank nos seduce hacia este tipo de inversión, programas de aceleración exitosos como Start-Up Chile en América Latina o Y Combinator en los EEUU nos invita a vivir esta experiencia en ecosistemas que se ven grandiosos llenos de talentosos emprendedores como nosotros y grandes historias que han llevado a startup a crecimientos y captación de inversiones increíbles.

Las aceleradoras y los inversionistas ángeles te proporciona no solo capital sino espacios de trabajo, asesoría, conexiones, estrategias y otros recursos necesarios en las primeras etapas de tu emprendimiento a cambio de eso generalmente se quedan con entre un 7% a 10% de las acciones de la empresa, los montos de estas inversiones oscilan generalmente entre $15.000 a $50.000, con algunas excepciones como Y Combinator que invierte hasta $150.000 en los proyectos seleccionados.

Por supuesto que esto suena muy atractivo, sin embargo el problema de estas organizaciones es que siguen el mismo modelo del Capital de Riesgo y miden su éxito en base a las salidas «Exit» por lo cual se requiere que los emprendedores apunten a ser unicornios (empresas valoradas en 1.000 millones de dólares), este tipo de financiamiento se comporta actualmente como un enlace entre los emprendedores y los Capitales de Riesgos, por tal motivo la única manera que estas startups sean consideradas por algún fondo de capital de riesgo es demostrar que pueden alcanzar una valoración por encima de los 50 millones de dólares.

Como dice Alexander Torrenegra emprendedor e inversionista en Shark Tank Colombia en su artículo «no tu emprendimiento no es un desastre» en el cual profundiza en este tema y que recomiendo leer ampliamente:

«muchos ángeles no invertirán en emprendimientos que tienen pocas probabilidades de alcanzar un nivel de valoración de 50 millones de dólares, porque temen que los VC (Capitales de Riesgo) no inviertan»

Tanto las aceleradoras como las inversiones ángeles dependen mucho del VC (Capital de Riesgo) para recuperar el dinero invertido, lo cual deja sin posibilidad a millones de emprendimientos y buenas ideas que no pueden lograr esos números pero que agregan muchísimo valor a un tamaño de mercado más pequeño, no solo eso, sino que están matando cantidades importantes proyectos de negocios valiosos para el mundo, que en su afán de conseguir este crecimiento, en vez de buscar rentabilidad o realizar el llamado Bootstropping mueren tempranamente.

Comienzan a verse nuevas propuestas en este sentido, en otros artículos que escribiré posteriormente, mencionaré algunos ejemplos exitosos que ya están ocurriendo incluyendo la propuesta que hace el mismo Alexander Torrenegra el artículo antes mencionado. Pero el sistema de financiamiento del mundo emprendedor está generando grandes desperdicios de todo tipo y frustraciones en los emprendedores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *