Los Bancos y el Capital de Riesgo no están diseñados para financiar emprendimientos

Actualmente vemos como las historias de las empresas tecnológicas que hoy admiramos, en sus inicios recibieron Capital de Riesgo, facebook, Uber, Instagram, Twitter, entre muchas otras que además usamos casi a diario y que siguieron casi el mismo patrón para levantar el capital antes de ser una empresa pública (cotizar en la bolsa).

Lo anterior es muy cierto y ha generado una búsqueda por parte del ecosistema emprendedor e inversionistas de la próxima empresa unicornio (empresa valorada en más de 1.000 millones de dólares), sin embargo en esta búsqueda la mayoría de los emprendimientos siguen muriendo por falta de dinero o financiamiento ¿A qué se debe esto? si en los últimos 10 años hemos desarrollado excelentes programas de formación, mentoria, asesorías, coaching, incubadoras, aceleradoras, con todo esto sigue prevaleciendo la fatídica estadísticas que muestra que 9 de cada 10 emprendimientos mueren en sus 3 primeros años .

La mayoría de estos emprendimientos según The Failure Institute (instituto que se encarga de estudiar las causas de fracasos en el mundo) son por problemas financieros o asociados a él. En este caso quiero hablarles del financiamiento, cómo sabemos es muy difícil iniciar un proyecto sin dinero pero más difícil aún es hacerlo escalar sin inversión, por lo que es lógico pensar que si a las empresas anteriormente mencionadas le funcionó ese debe ser el camino y la cruda realidad como lo conversamos en artículos anteriores es que la mayoría de las startups y proyectos emprendedores jamás van a recibir inversión del capital de riesgo y mucho menos préstamos de entidades bancarias ¿por qué sucede esto?

Simplemente porque el negocio de los Bancos y del Capital de Riesgo no es ese, comencemos por los Bancos son instituciones que trabajan con el dinero de otros, de las personas que depositan su dinero en estas organizaciones, que según el país donde te encuentres tienen unas leyes nacionales e internacionales que los regula, estas empresas deben velar y responder por el dinero de cada una de las personas que les entrega el dinero, por tal motivo, las inversiones que realizan y los créditos que proporcionan deben ser a un riesgo controlado y predecible, invertir en startups o emprendimientos es muy riesgoso para estas instituciones y pone en peligro su operatividad, para prestarte deben asegurarse que puedes pagar.

En el caso del Capital de Riesgo es muy importante también preguntarse de donde viene el dinero de estas empresas, están constituidos por fondos creados generalmente para ser liquidados a 10 años y devolver el dinero recaudado a sus socios. Este capital recaudado es captado de grandes organizaciones que pretenden diversificar sus inversiones y que autorizan a la empresa de capital de riesgo para que realice las elecciones e inversiones correspondientes, de manera que la cara visible que normalmente llamamos inversor es realmente quién gerencia ese capital con el compromiso de liquidarlo al termino del plazo del fondo, por lo que para realizar esto solo hay 3 salidas, una es liquidar las empresas en las cuales se invirtió, venderla o que pueda ser pública (salir a la bolsa).

Este es el motivo de porqué el Capital de Riesgo se enfoca fundamentalmente en el crecimiento para posteriormente ejecutar cualquiera de las opciones de salida, de manera que si un emprendedor recibe inversiones de estas empresas, está aceptando trabajar para alguno de estos 3 destinos (ser pública, ser comprada o morir). Por supuesto, que esto saca del juego a todas aquellas startups o emprendimientos que no puedan lograr este cometido, esta es la razón de buscar los llamados unicornios ya que por menos de 1.000 millones de dolares es muy difícil que pueda salir a la bolsa de valores.

Si quieres conocer más acerca de cómo funciona el capital de riesgo te recomiendo el siguiente artículo «Si tomas Capital de riesgo estás obligado a salir» La pregunta entonces es, si no puedo recibir financiamiento de los bancos o el capital de riesgo, entonces ¿qué puedo hacer? la respuesta a esa pregunta no la tengo, pienso que no hay una sola vía correcta, de lo que si estoy seguro es que el equipo emprendedor, los fundadores (llamados founder) deben incrementar cada vez su inteligencia financiera sobre el negocio, es la manera en que van a tener el poder para decidir cuando, cómo, dónde y por qué utilizar su dinero o recibir cualquier tipo de fuente de financiamiento para ejecutar su negocio.

No estoy en contra de los bancos, ni de las empresas de Capital de Riesgo solo estoy diciendo que es una opción para pocos por el origen de su dinero por lo que requerimos tal vez de otras opciones para materializar nuestras ideas de negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *