El 81% de los empresarios no tienen acceso a un préstamo bancario o capital de riesgo

Hace unas semanas tuve la oportunidad de leer un artículo publicado por la fundación Kauffman una de las organizaciones más reconocidas en el mundo emprendedor por sus grandes aportes al ecosistema, como por ejemplo el apoyo en la creación del congreso mundial de emprendimiento, entre otras muchas cosas que realiza esta organización para fortalecer la cultura emprendedora en el mundo. Donde reflejaba las principales barreras que impiden a los emprendedores acceder a capital en los EEUU.

Me llamó mucho la atención los datos contundentes que muestra el estudio que realizaron acerca del poco acceso de los emprendedores y empresarios al capital privado, ya sea por créditos bancarios como por capital de riesgo, esto es muy importante, puesto que la cultura emprendedora está muy enfocada a levantar capital, llevados por las grandiosas historias de emprendedores que logran lanzar grandes empresas a la bolsa de valores y convirtiéndose en nuevos millonarios de las industrias que participan, claro que esta es una narrativa muy sensacionalista que venden los medios de comunicación pero la realidad es aplastantemente contraria a estos éxitos.

El estudio indica que solo el 18% de las empresas acceden a un préstamo bancario y peor aún sólo un 0,6% de las empresas ha recaudado Capital de Riesgo, esto en el país más activo del mundo en movilización de estos tipos de capitales, incluso al profundizar en esto se demuestra algo aún más revelador en 2016, el 78% de ese capital de Riesgo invertido fueron solo a tres ciudades (Nueva York, Massachusetts y California) menos del 1% se destinaron a áreas rurales, menos del 2% a mujeres fundadoras y el 1% fueron a fundadores afroamericanos y latinos.

¿Por qué esto me parece importante? desde que me decidí a estudiar el tema de las finanzas en las startups me he conseguido que los espacios de emprendimiento como incubadoras, aceleradoras, coworking y formaciones de emprendimiento orientan sus esfuerzos financieros a conseguir inversiones para desarrollar sus ideas, teniendo como uno de los resultados más dolorosos pero irónicamente más aceptados que 9 de cada 10 emprendimientos mueran en los primeros años. Este patrón se ha repetido años tras año a pesar de los esfuerzos en el descubrimiento de nuevas metodologías de diseño y creación de empresas que están aportando mucho valor a esta industria.

Sin embargo, poco se ha hecho para innovar en las finanzas de estas empresas de reciente creación o startups, se sigue apuntando a conseguir un inversionista que apalanque el crecimiento necesario para desarrollar los negocios a pesar de la contundente realidad que más del 99% no va recibir nunca inversión, esto en un país como los EEUU que aparentemente hay una cultura de emprendimiento y de inversión, los números se agudizan aún más si nos vamos a Latinoamérica, puesto que nisiquiera existe un ecosistema de inversores en la mayoría de los países, por lo que si estás creando una startup en alguno de estos países la realidad es que casi con certeza no vas a recibir ningún tipo de inversión.

Pero entonces ¿qué podemos hacer?

La repuesta no es única, ni absoluta pero evidentemente debemos cambiar la estrategia para conseguir el dinero necesario que nos permita avanzar en el logro de nuestros propósitos de resolver los problemas del mundo y agregarle valor a la sociedad, las respuestas están seguro más cerca del equipo emprendedor que de las personas que están fuera de él, las posibilidades aparecerán cuando incluyamos las finanzas en nuestro proceso de innovación, aprendamos de nuestros propios desafíos financieros y desarrollemos una inteligencia financiera necesaria para navegar en las aguas de la incertidumbre del emprendimiento.

One Reply to “El 81% de los empresarios no tienen acceso a un préstamo bancario o capital de riesgo”

  1. Excelente artículo, muy interesante por los datos que lo respaldan y porque nos alerta en generar nuevas formas de afrontar el tema económico en el emprendimiento, espero leer mas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *